noviembre 23, 2009

Cristales y Pensamientos Rotos en La Ceiba

Ya marcaba el reloj las 10:45 de la mañana y todavía no había desayunado.  Las paredes del estómago se tocaban unas a otras en confabulación con los intestinos, vesículas y el páncreas para obligar a mi cerebro que enviara las señales apropiadas a mis ojos y piernas para llegar a esta panadería a desayunar.  No me había percatado al entrar, que estaba entrando a la famosa panadería La Ceiba, que es como cualquier otra panadería de esta tierra solo que con personas pendejas adentro.  Y me crucé con Ramiro Martínez, famoso por su legendario programa de deportes auspiciado de forma casi vitalicia por Cruz Azul y quién me prestó una sonrisa y un saludo aéreo con dos dedos, y pensaba y éste por qué me saluda.  Creí que era por los RobiNews pero me dije pendejo, aclimatandome rápidamente al ambiente, tú no eres Robi, la gente no sabe quién eres tú, ni siquiera existes y si existiese pues eres anónimo.  Pero nada, lo saludé con un tímido levantar de cabeza.

Pero pensándolo bien, esta es la segunda vez que entraba a La Ceiba, aquella primera vez desayuné al lado de Anibal Acevedo Vilá, que sin escolta y con la sola compañía de una doña hizo la fila como la hubiese hecho cualquier otro pendejo.  Y cuando digo como cualquier otro pendejo me refiero a eso, como cualquier otro pendejo.  Hoy no estaba Ánibal pero estaba Leo Fernández que hizo la fila como cualquier otro gordo chismoso que no tiene otra cosa mejor que hacer que no sea ser un gordo chismoso.


La cosa es que llegué hasta aquí a pie desde el taller donde me estaban instalando el cristal de la guagua que algún ser con una madre contaminada de sífilis y herpes por ser una puta de barrio rompió el viernes en la noche.  Yo le desee la muerte a esta persona, la muerte más dolorosa que pudiera sentir.  Estaba enojado.  Pero una amiga me dice que esos son cosas materiales que lo importante es que estás vivo.  ¡Oh sí!

Me entero que existen unos ángeles, que son de Ponce y que aunque son hermanas no se parecen en nada una a las otras.  Las hermanas Ortiz son las 4, Cristina, Alejandra, Amanda y Angélica miembros del Equipo Nacional de Water Polo femenino y que si no fuera por la existencia de estas niñas que camuflajean sus cuerpos tonificados con una bañable bandera de Puerto Rico, el equipo de Water Polo de Puerto Rico fuese una soberana mierda.  Y que el equipo de Ponce gana a golazos, por pela por los goles que estas mujeres producen.  Y no es que ellas abusen porque la liga de aquí sea una mierda, aunque sí lo es, sino que han sido triunfadoras a nivel internacional y la NCAA incluyendo All American.  Por fin cosas positivas saliendo de Ponce.


Me perturbó un poco lo que comentaron que estás solitas y que los hombres que vinieran donde ellas tenían para escoger.  Y en medio de ese ofrecimiento no pude dejar de pensar en escogerlas a las 4, a la vez.  Digo, ¿Para qué se ofrecen?

Acá estoy desayunando, que pagué como si estuviera pagando todos los desayunos de la semana por adelantado, ahí recordé porque no había regresado.  Mientras leo el periódico y las pollitas de Ponce va saliendo la señora que 17 minutos atrás no me cansé de mirar.  Su rostro es el rostro de una mujer que posiblemente esté llegando al medio siglo de existencia, pero su mirada, su cabello y su cuerpo son exquisitos.  Ese cuerpo esbelto y tonificado, adornado por un trajecito suave que dibujaba sutilmente los delicados contornos de su ser, que desmarcaba las líneas que definían lo que eran las más bellas nalgas que jamás he visto en una panadería.  Un trajecito que desnuda unas piernas torneadas y formadas en un bronce aventurero.  Quiero imaginar que hace surf, que gusta de correr a la orilla de la playa, a lo mejor escala montes, o simplemente trabaja al aire libre.

Atrapa mi mirada, mis ojos dulzones como la miel se pierden en sus ojos de cielo y mar y me regala una sonrisa pícara, sacudió su cabello en cascada de cerveza con destellos en oro y le sonreí como aquel que lo hace cuando es atrapado en una travesura.  El caballero de al lado, quién estaba hablando con dos damas estupideces en una mesa, no pudo evitar seguirla con la mirada.  Y al darse cuenta de que ha sido atrapado comenta que esa señora tiene un cuerpo atlético para su edad.  Las señoras leen el comentario tras bastidores de lo que en realidad quiso decir, esa señora está bien rica no como ustedes que están bien jodías y quiero metérselo ahora mismo.

Las señoras que rondan en las cuatro décadas una luciendo una aburrida delgadez adornada con una nariz de mentirosa y la otra luciendo una indiferente gordura adinerada no tuvieron mejores palabras que decir con el acento desganado y apendejado de Garden Hills que no fuera, ella no es tan vieja, lo que pasa es que está bien jodía por el sol, parece una vieja.  Yo las miré mientras me saboreaba mi café y la gorda me miró y miré entonces a la señora que se despedía con el bamboleo de las más coquetas de las mujeres y se perdía en el doblar de la esquina, regresé mi mirada a la gorda y comenté mientras jugaba con mi lengua por dentro de mis mejillas en un gesto de no sé tú pero yo,  “Esa señora está bien, pero que bien rica… ni gorda ni flaca… buenísima”.  Desvié la atención y la presión que se ejercía contra el Don hacia mí, cosa que el Don me agradeció con uno de esos cruces de miradas que solo los que conocen el viejo y legendario código no escrito de los caballeros pueden entender.

Sigo leyendo y noto que Leo Fernández se levanta y deja el periódico cosa que yo acostumbro hacer para que otra persona lo pueda leer.  Ni me lo llevo ni lo boto.  Pero no pasa ni 3 segundos cuando llega un señor con cara de dueño y lo recoge lo acomoda y lo vuelve a poner como para venderlo de nuevo.  Pero mere que claje ‘e cabrón pensé yo.  Fue justamente ahí que leí la noticia que esta archifamosa panadería la atraparon con pillos para robarse el agua.  El que es pillo en lo menos lo va a hacer en lo más.
Así me regreso al sitio donde están arreglando mi guagua y presencio la conversación entre un cliente y una persona que parece ser el dueño del negocio.  El cliente le reclama al dueño del negocio que él tiene un certificado de exención del IVU y no debe cobrarle el IVU por el cristal pues él tiene negocios de ventas de piezas de carro. Parecía que llevaban tiempo en eso y el cliente se vira donde mí como para buscar apoyo solidario y me comenta “Se supone que no pague el IVU, mira como estamos” – “¿Pero tú revendes cristales?” – “Cristales no, pero equipo de sonido para carros, ¿Vite?”. 

Lo miré así, como cuando tu cabeza se echa hacia atrás sin mover el cuerpo, con cara de extrañeza miró al dueño y luego regreso mi mirada al cliente y se me zafó decir “¡Pero usted tiene cojones!”.  Menos mal que el ser humano solamente usa el 2% de la capacidad de su cerebro porque les juro que ese muchacho hubiese usado toda la capacidad del suyo para triturarme la aorta con su mirada.  Agarró su factura y sin dejar de mirarme como quién se sabe de memoria el camino de ida pal carajo se fue.

El dueño me mira con cara de tú estás bien loco y yo le contestó “Sí, estoy bien loco y leo mentes, así que me cobra lo que se supone que sea… porque leo mentes”.  Entonces echó la cabeza para atrás de sorpresa tachó algo en mi factura y puso un precio sustancialmente más barato, bueno en realidad no tanto, pero lo suficiente partiendo de la realidad que en verdad no leo mentes, ¿o sí?. 

“Mire, ¿sabe qué?  Anoche me sentí un poco mal pues le desee la muerte al cabrón que me rompió el cristal.  Y una amiga casi me convence de que esos son cosas materiales.  Pero ahora tengo que pagar $200.00 por el puto cristal que un cabrón rompió en busca de más cosas que no encontró.  Para una persona que gane 10 dólares la hora esos $200.00 representan más de 20 horas de su vida.  Y para alguien que se gane 50.00 son 4 horas de su vida.  No son cosas materiales, en cada cosa material que uno tiene hay horas de vida invertido en él.  Este cabrón que me rompió el cristal asesino varias horas de mi vida con su acto”.

“Nunca lo había visto así”

“Yo tampoco, hasta ahora que tengo ganas de encontrar la excusa adecuada para matar a alguien”

“Bueno, pero no puedo bajarte más al precio”

Me sonreí y él compartió conmigo de forma un poco tímida su sonrisa, no sé como si estuviera protegiéndose de alguien, como si estuviera intimidado.  Así mire para todos lados a ver si había alguien alrededor y eso aparentemente lo puso más nervioso.

“No estoy solo, ¿sabe?”

“Yo tampoco, gracias Don”




Pongo el radio y oigo a Fortuño sacando pecho porque se la va a montar al Secretario de Justicia de USA y se lo va a sacar para que bregue con la droga aquí porque es inaceptable lo que está pasando por nuestras fronteras, y que el Plan de Salud es para todos los ciudadanos americanos, excepto si el ciudadano americano nació en Puerto Rico y que ayer los comercios abrieron 2 horas más sin que les costara un solo centavo más gracias a que los empleados ahora no cobran doble y más cosas.  O sea el costo de la extensión del horario los domingos la pagan los empleados, eso es un gran avance de las prioridades y un nuevo capítulo en la ciencia de la distribución de la riqueza.

Atenderé a par de clientes, que tendrán la crisis en sus mentes y querrán que les trabaje el doble de las horas por lo mismo, y llegaré a Isabela, espero que antes que oscurezca, junto a Mirada del Mar y sus perturbadores ojos y su mirada coqueta, su vientre bronceado, sus piernas guerreras y le contaré que hoy la ví, tal como se verá en sus años dorados y serás más bella y mas rica que nunca y les juro por el Dios de todos ustedes y el de los otros que no tendrán clemencia para mí, y recuperaré las horas de vida que un cabrón me robo por ahí.

11 se atrevieron a comentar apretando aquí:

Don Procopio dijo...

Dialo mano no quiero pensar en ese desgloce de horas de trabajo...una vez me prestaron del trabajo un proyector y lo usé de moreyboogie y me costo una semanita de empleo...

a Leo te lo vas a encontrar siempre alli. ese tipo es bien facil de matar, pues ya sabemos donde está y si apuntas pal carajo como quiera le das jajaja!!

Alex2008 dijo...

Para el que le interese el ensayo de Broken Windows original:

http://www.theatlantic.com/doc/198203/broken-windows

Robi dijo...

Alex, Broken Windows es un ensayo ultrafamosos que cogió auge cuando en New York se puso a prueba con éxito.

Acá en Puerto Rico se ha puesto en práctica en Caguas con igual éxito. Pero nada que ver con mi historia de la vida real.

Pero gracias por compartirlo con la gente...

Macetaminofen dijo...

Robi, esas nenas están overrated.Yo estudié con la mayor, Cristina, y las otras las vi desde nenas.Son palillos.Es como tirarse a Laura Hernández pero sin droga.

Robi dijo...

Jajaja! ¡Qué exagera'o y que como LAura Hernández...

Como quiera estoy seguro que tú no te negarías a la oportunidad...

...nos jodimos con el selectivo.

Mere!

Gracias Ma-Z por comentar...

Macetaminofen dijo...

Mano, de verdad no me gustan.Nosotros en la escuela le deciamos a Cristina "anfibio" y se encojonaba.Tenía la piel más reseca que el corazón de Lydia Echevarría.

A mí no me gustan las mujeres altas sin tetas ni nalgas.Esas nenas solo tiene hombro y silueta porque cuerpazo no tienen.El miercoles las vi en un pub aca en Ponce y te lo juro que primero le doy pa' bajo a Noris Jofre que a ellas.

Alkarah José Hirán dijo...

Yo pense que tu vivías en Ponce, ahora me entero que desayunas en La Ceiba en la Roosevelt.

Lo de la Ley de Cierre es otra cogía de pendejo de este gobierno para nosotros, estamos bien jodíos.

Badtrip por el cristal, a mi me han roto par de cristales, en especial cuando estudiaba en la iupi.

Robi dijo...

Ma-Z, está bien te creo. Mas reseca que el corazón de Lidia, OKAY. Jajaja!

Alkarah, vivo en Isabela y desayuno dónde me coja el día. No vivo en Ponce hace algún tiempo. Recorro la isla bastante y conozco muchos sitios pintorescos como la Ceiba a donde he ido dos veces solamente.

AcoolPRican dijo...

No hay nada mas satisfactorio que joderle el truco a un joseador malo que quiere a usar a uno de apoyo... un aplauso, Robi!

Ahh... y aunque entiendo lo que MaZ dice (eso de que no la hace una mujer alta que no tenga 'curvas' que vayan con su altura, porque voy por esa linea tambien), tan pronto vi esa foto en el periodico lo primero que empece a jugar fue "tin marin de dos pingue"

Anónimo dijo...

Robi, me encanto el articulo. De veras que estas hecho un fucking Gabriel Garcia Marques de la vida...eso si, mas hijo e puta.

Robi dijo...

ACoolPRRican, gracias por opinar, yo no jugué el Tin-Marín, yo las escogé a todas, así de jodías como dice el Ma-Z...

Gracias Ano, te aseguro que Gabriel García Marqués debe estar bien encojona'o contigo, jajaja...Gracias por leer y opinar.

Publicar un comentario

...y qué tú opinas de esto?