noviembre 05, 2009

Locos del Baloncesto al Día; Jack Michael Martínez y Alí Berdiel


¿Cómo es….Se Va Él o Me Voy Yo?


Jack Michael Martínez llegó bien pompiau a la Isla Margarita en Venezuela para reforzar a los Espartanos de la Liga Nacional de Venezuela (No es la profesional LPB) de Margarita en el torneo de Baloncesto de la vecina república. Iba con su I-Pod, lleno de bachatas y reguetón, con su peculiar forma de vestir no muy diferente a cualquier jugador de color del mundo. Hasta iba tarareando de forma desentonada las canciones que plácidamente escuchaba por los earphones. Se cambió en los vestidores y se puso su uniforme de práctica, pero he de pensar que luego de ese largo viaje, se metió a la ducha para relajarse un poquito y soltar los músculos con agua caliente.

Así prosiguió con su destemplado andar hacia el centro de la cancha, con su guille de estrella internacional, con su engreído bamboleo y su extraña cabellera. En verdad no reconoce a ninguno de los jugadores, solo una familiar voz que le dio como que una cosita en la boca del estómago. Sus pies adornados con el último modelo de los Jordan de Lebrón se paralizaron a mitad de camino, las barbas del rostro de cuyos labios emanaba aquella voz conocida no eran los de Santa Claus, parecían las de un mismo ermitaño, las de uno de esos sabios o gurús que uno espera encontrar en la cima de una montaña.


Era Julio Toro, como podía ser posible, se preguntaba retóricamente Jack Michael. Fue ahí que recordó que no hubo forma alguna de poder entender a este boricua. De hecho, jamás ha podido entender a ningún boricua, mucho menos a este con ínfulas de Paulo Coelho y apariencia de monje. Hasta allá llegaron los directivos del equipo al notar la paralización de Jack Michael en medio de la cancha, se paralizó del mismo modo que lo hubiese hecho el Chavo del Ocho luego de un buen susto. Al Chavo lo despertaban de un baño de agua, a Jack Michael, un baño de un balde frío de un poquito de realidad.

No pudo pronunciar palabras a la pregunta de ¿Jack, estás bien? Solo alcanzó a decir, “Se va él o me voy yo”. No se sabe que llevó a Jack Michael a pronunciar esas palabras, no sé si su egocentrismo lo lleva a pensar que es el único jugador de su especie en existencia en todo el planeta. A lo mejor se hizo en tres segundos una película en su cabeza que al pronunciar estas palabras los directivos correrían de inmediato al lado trasero de Julio Toro y le propinarían una patada por el culo al filósofo boricua de las canchas. Pensaría, yo soy una jodienda humana, yo estoy bien cabrón, soy el mejor jugador que estos pendejos puedan encontrar y este viejo barbudo no es nadie. Miren que clase de patada por el joyete le van a dar.

“Velen al guardia, cuiden la pintura, hay que josear” recordaba esas palabras y nunca las entendió. De hecho, son pocas las cosas que entiende pero se defiende. Pero realmente no está preparado para este nivel de intelectualidad. Ese nivel se lo puede soportar a un español o un americano, tal vez hasta a un italiano o argentino, pero a un boricua, jamás.

Sus palabras retumbaron en el recinto, no solo fueron palabras, fueron una sentencia, un ultimátum; “Se va él o me voy yo”. Dos horas después y un poco más calmado Jack Michael debe haber reflexionado sobre lo dicho y acontecido antes. Después de todo Julio no es cualquier dirigente, a lo mejor no lo pueda entender, pero algo tendrá que ha quedado campeón en todas las ligas y países donde ha dirigido. Inclusive es el actual campeón en Puerto Rico y Republica Dominicana, ¿en qué estaba pensando?Se pregunta si no será tarde para resarcir el agravio, mira para un lado y para el otro. Lleva una maleta de esas con rueditas, extremadamente pesada, no tiene tantas ganas de escuchar el I-Pod, sus pantalones capri, sus sandalias de cuero de Clark, las gafas Maui y su camisa sin mangas va pensando sobre sus sentenciadoras palabras y a dónde le tocará jugar ahora y se pregunta sin percatarse de su propia y recurrente arrogancia,

Todavía le retumba en los oídos a la sonada, diafana y clara respuesta; "Pues te vas tú"



Alí Berdiel (A. 2d L. I.) “Mi Puerto Rico”

Alí acaba de hacer su último release titulado “Mi Puerto Rico”. Musicalmente hablando es lo mejor que ha tirado hasta ahora aunque la letra, poco entendible, habla del trillado deporte y las missis para resaltar al país. Es un argumento bien simplista para el que no tenga nada bueno que decir de Puerto Rico que no sea deporte, farándula o las missis. Alí, añádele una guitarra eléctrica al estribillo, va a quedar mejor y en el chanteo o rap lo que sea eso pon la voz un poquito más al frente o los efectos más atrás porque no se entiende un carajo. Por lo demás lleva los problemas actuales, a veces contradictorio, no se sabe en qué piensas o en qué estás a favor pero está bien. Después de todos para el Hi-Hop no se tiene que estar a favor de nada.  Pero estás mejorando, no es que cantes, pero hay peores.

Getting better!



Y no te voy a poner a competir con Odaymis esta vez.

4 se atrevieron a comentar apretando aquí:

Carlos Manuel dijo...

ok el tipo cogio la pista de la cancion de NEW YORK de alicia Keys y Jay z y le puso Puerto Rico.

Dios mio que alguien golpee al muchacho para que reaccione

Carlos Manuel dijo...

carlos manuel es pikaro p btw no se donde etsa mi chavao id

Alkarah José Hirán dijo...

Julio Toro vale más que cualquier jugador, eso lo sabe que haya jugado hasta en canastitos bidis.

El Ali ese se nota que grabo eso en un cuarto detrás de la casa. No se escucha limpio y no se le entiende bien. Se nota que ese muchacho no escucha mucho rap.

Robi dijo...

Jajaja!

Quise ser magnánimo y no me dejan...

Publicar un comentario

...y qué tú opinas de esto?